0

Una lesión extratisular por pulpitis irreversible aguda es una condición en la que la pulpa dental, el tejido blando en el interior del diente que contiene nervios y vasos sanguíneos, se inflama de manera severa y no puede recuperarse o sanar por sí misma. Esta inflamación puede extenderse más allá de la pulpa, afectando los tejidos que rodean el diente.

La pulpitis irreversible aguda se caracteriza por:

Dolor intenso y espontáneo: El paciente puede experimentar un dolor agudo sin estímulo aparente2.
Respuesta exudativa extensa: Esto incluye vasodilatación, edema, infiltrado leucocitario y, en casos graves, absceso pulpar.
Aumento de la presión tisular: El dolor se debe al incremento de la presión dentro del tejido pulpar, que supera el umbral del dolor.

El tratamiento para esta condición generalmente implica la realización de un procedimiento endodóntico, comúnmente conocido como tratamiento de conducto, donde se elimina la pulpa afectada y se limpia el conducto radicular para luego ser sellado. En algunos casos, puede ser necesaria la extracción del diente afectado.

Es importante tratar la pulpitis irreversible aguda para evitar la propagación de la infección y preservar la salud dental y general del paciente.



Deja un Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.